martes, 27 de noviembre de 2007

Podríamos decir que un reflejo es como mirarse a un espejo, sólo que mirándolo no podemos ver la auténtica realidad. Nos vemos alrevés. Entonces, ¿Deberíamos fiarnos o al menos entender estos reflejos?

No hay comentarios: