lunes, 22 de octubre de 2007


Ahora que lo pienso, con lo grandes que son estos tomates, nosé como voy a poder llevarlos hasta casa. ¡Cómo pensan! Mejor es que me lleve medio kilo y mañana vuelva a darme otra vueltecita y a por el otro medio kilo. Y ¿Quién sabe? Igual mañana me acuerdo de los limones de mi abuela.

No hay comentarios: